La indigencia en Barcelona, un fenómeno creciente

Por el frio del invierno los indigentes prefieren dormir cubiertos que a la intemperie. Foto: Mario Alfaro

La crisis ha disparado el número de ciudadanos que se ven abocados a vivir en las calles de la ciudad condal. Actualmente, los servicios sociales calculan que hay alrededor de 700 ‘sin techo’, lo que supone un incremento del 16’3% respecto al año pasado. Ricard Gomà, teniente alcalde de Acción Social y Ciudadanía, considera que esta situación se repetirá a finales de año.

El Ayuntamiento de Barcelona también ha notado un incremento de entre el 10% y el 20% en la demanda de servicios sociales básicos –comida y techo-, cuando en años anteriores a la crisis el crecimiento rondaba el 2% o el 3%.

En 2005, Barcelona aprobó el Plan Municipal por la Inclusión Social, cuyo presupuesto en el 2009 fue de 19 millones de euros, el triple de cuando empezó. Además, varias entidades religiosas y laicas tienen sus propios locales de asistencia repartidos por toda la ciudad. El resultado es que Barcelona cuenta con una completa red de cooperación para los ‘sin techo’, consistente en 23 comedores sociales y mil camas repartidas en varios centros nocturnos.

A pesar de ello, los indigentes no siempre están dispuestos a acudir a estos puntos de ayuda. Algunas de las principales razones que les incitan a ir por libre son su alcoholemia –en los centros no se permite beber-, sus problemas mentales, y el no querer someterse a regla u horario alguno. Según un reciente estudio de las Fundaciones Jaume Bofill y Sant Joan de Déu, la mitad de los ‘sin techo’ de Barcelona sufre trastornos mentales y el 45% son alcohólicos o toxicómanos. Los síndromes también son frecuentes en estas personas. Por ejemplo, una chica que duerme en la plaza Joaquim Xirau, entre Escudellers y Las Ramblas, tiene el síndrome de Noé –que consiste en poseer gran número de animales-, y prueba de ello son los cinco perros que la acompañan.

Las bajas temperaturas registradas este invierno, que cristalizaron con la nevada del 8 de marzo, empujaron a muchos indigentes a acudir a los servicios sociales. Los centros nocturnos tienen ahora más afluencia, y los comedores sociales están llenos: el del Paral∙lel ofrece comida a 200 personas; el de Navas, a 300; el de las Misioneras de la Caridad, en la plaza Sant Agustí, a otros 300… Y así todos, alcanzando la cifra récord de mil comidas diarias.

Fuente: Artículo de Europa Press (10 Marzo 2010)
Anuncios

~ por mper0910 en 18 marzo, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: