36 horas tiene un día

Maribel Francés tiene trabajos nocturnos desde hace 23 años. Foto: Eduardo Cordero

Por Talita Bertolim Moreira, Eduardo Cordero y Miriam Sántxez

Maribel Francés habla rápido y casi no duerme. Inquieta, está siempre en busca de algo que hacer, como si en su rutina acelerada cupieran aun más actividades. Cuando no está en su trabajo, está en casa cosiendo o cuidando del marido, enfermo.

Los días de Maribel Francés tienen 36 horas. Va en contra la naturaleza, pero es así. Trabaja en noches alternadas como auxiliar de enfermería en una residencia para mayores en Horta. Allí, cumple una jornada que empieza a las 20h y termina a las 8h. Al volver a casa, pese al cansancio, se deja absorber por otras tareas. Y sólo piensa en acostarse cuando otra madrugada ya se acerca.

“A veces me duermo viendo una película en la tele. Si pasa eso, mi marido y me hija me cubren con una manta y me dejan en el sofá porque ya lo saben: si me despiertan, yo muerdo”, cuenta.

Es que a Maribel le va peor si se duerme bajo la luz del sol, lo que significa que sólo dedica al sueño las noches en las que no trabaja: un promedio de siete horas cada día y medio. Con el agravante de que, si se le corta el período de descanso, ella ya no puede retomarlo.

Pero es una cuestión de necesidad y de costumbre. Esta catalana ya lleva casi la mitad de sus 50 años dedicándose a empleos nocturnos. Y, al final, le gusta su vida a contracorriente. “Si eres de dormir poco como yo, lo llevas”, dice. “Familiarmente también me va mejor.”

Maribel empezó a trabajar de noche hace 23 años. Lo hizo porque el horario le permitía estar más tiempo con su hija, que entonces era un bebé. “Yo podía llevarle a la escuela y darle comida, cosas que no haría en un empleo diurno”, afirma.

Cuando la niña creció y pasó a depender menos de la madre, otra circunstancia familiar reforzó la opción de Maribel por el trabajo nocturno. Su marido tuvo una embolia y luego desarrolló un tumor, que lo ha mantenido en casa desde hace seis años.

Para ayudarle al esposo a recuperar la sensibilidad de las manos y ganarse un poco más de dinero, Maribel transformó el salón de su piso en un taller de costura. Juntos, hacen disfraces de carnaval y decoración navideña por encomienda de una empresa – lo que hace que un amontonado de cajas y tejidos dividan el espacio con el sofá, el sillón y la mesa del comedor.

A Maribel le gusta su trabajo con los ancianos: "Hay momentos en que son niños grandes"

Las noches en la Asistencia de Horta, donde viven más de 70 personas, no son menos intensas. Maribel y sus siete compañeros de turno ayudan a los ancianos a ir al baño y acostarse, les dan zumo con medicaciones, hacen pruebas de diabetes y corren de un lado a otro para responder a los timbres – la señal de que alguien necesita amparo.

Cuando amanece, viene el momento más difícil para la auxiliar de enfermería. “Cuando tenemos que ayudarles a levantarse ya estamos cansados y hay que hacer mucha fuerza, pues muchos necesitan grúas o sillas de rueda”, afirma.

Maribel habla con cariño de sus abuelos, que tienen de 67 a 104 años de edad. “Hay momentos en que son niños grandes. Muchas veces se pelean, hablan solos, ven cosas que no existen” dice ella, con una sonrisa en el rostro. “Me encanta trabajar con ellos.”

El cuerpo de Maribel se queja del ritmo intenso que le impone su dueña. Al insomnio se suman dolores de estómago y en la cabeza. “Se te vuelve el carácter irritable”, resume. Hubo una época en la que intentó tomar pastillas para dormir más. Desistió porque se sentía peor.

Aún así, ella no piensa en cambiar de horario. Le gusta lo que hace y ella ya no sabe si se acostumbraría a una vida más reglada y tranquila. Cuenta que va a empezar un curso en las próximas semanas. “Es de ayuda a la muerte. Uno tiene que reciclarse”, comenta.

Pero Maribel dice que tendrá tres meses de vacaciones este año, gracias a un sistema de cesto de horas que hacen en la residencia para mayores. “Voy a salir en un crucero”, sueña, antes de salir de verdad para enfrentarse a otra larga noche de trabajo.

Anuncios

~ por mper0910 en 18 marzo, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: